ESTUDIOS Robots diminutos se convierten en "cirujanos" de corazón y próstata

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Publicado: 
Mar, 29/05/2012 - 13:08
Foto-ESTUDIOS-Robots-diminutos-se-convierten-en-cirujanos-de-corazón-y-próstata
Médicos y científicos están empleando herramientas metálicas avanzadas para operaciones de corazón, próstata cancerosa y otros órganos enfermos. Los dispositivos, semejantes a pequeñas víboras metálicas, cuentan con cámaras diminutas, tijeras y fórceps y pronto tendrán sensores más avanzados.

Por ahora son impulsados por los expertos, pero se anticipa que llegará el día en que algunos robots rondarán solos por el organismo del paciente.


``No falta mucho que tengamos nanobots, o sea, robots que estarán dentro del organismo sin ligaduras'' controladas por seres humanos, afirmó el doctor Michael Argenziano, director de cardiocirugía en el Hospital Presbyterian y Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York.


Argenziano participó en algunas de las primeras pruebas de cirugía cardíaca robótica hace más de diez años. Ahora dice que los robots serpentinas han pasado a ser herramientas familiares que dan a los cirujanos una perspectiva totalmente nueva.
``Equivale a la capacidad de tener pequeñas manitas dentro de los pacientes, como si el cirujano se hubiese encogido y trabajase en la válvula cardíaca'', comentó.


Pero Argenziano y expertos en robótica aclararon que las nuevas creaciones funcionan mejor cuando están diseñadas para tareas muy específicas. ``El robot es una herramienta. En ese sentido no es diferente de un bisturí'', afirmó.
Howie Choset ha investigado y construido robots, particularmente serpentinas, durante años en la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh.


Choset cree que su robot serpentina y otros similares ayudan a reducir los costos médicos acelerando y facilitando operaciones quirúrgicas complicadas. Choset afirmó que su nuevo diseño es menor y más flexible que los anteriores: el diámetro de la cabeza es de apenas 18 milímetros.


El tamaño reducido de los robots quirúrgicos permite a los cirujanos operar con menor daño al organismo, ayudando a que el paciente cicatrice más rápido. Por ejemplo, en vez de abrir todo el pecho para cardiocirugía, se efectúa una pequeña incisión y el robot penetra hasta el sitio indicado.


El doctor Ashutosh Tewari del Centro Médico de la Universidad Cornell ha usado herramientas robóticas para efectuar miles de operaciones de próstata. Dijo que la precisión de la pequeña herramienta robótica es vital no solo para extirpar tumores cancerosos sino también para determinar exactamente qué nervios dejar intactos.


Tewari manifestó particular entusiasmo por la posibilidad de que los robots quirúrgicos hagan lo que los seres humanos no pueden. Aclaró que la variedad de sensores disponibles para los robots sigue aumentando en número y disminuyendo en tamaño. Agregó que algún día podrían examinar las sustancias químicas o la sangre dentro del organismo, o incluso las conexiones eléctricas en los nervios.


Pero Argenziano advirtió que los minirrobots no son una cura mágica. ``El robot es bueno para determinadas cosas y no para otras'', afirmó. Además, algunos estudios hallaron que la relación entre costo y efectividad de los robots quirúrgicos varía mucho. En hospitales pequeños, el costo elevado para comprar y mantener un robot no tiene sentido.






    FUENTE: Panorama




Compárteme